Reflexiones, Textos para orar

El Señor nos quiere

Aunque los montes cambiasen
y vacilaran las colinas,
no cambiaría mi amor,
ni vacilaría mi alianza de paz
—dice el Señor que te quiere—.(Is 54, 10)

El Señor me quiere, -nos quiere-, tal y como soy, -tal y como somos-.

Me va y nos va a seguir queriendo, a pesar de los cambios personales que vamos haciendo en la vida, unos a mejor y otros a peor.

No pone condiciones para ser amadas y amados por Él. No cambia su amor, ni a corto ni a largo plazo. Siempre es igual, siempre es incondicional, siempre es un amor sin límites, un amor hasta dar la vida.

Él nos enseña lo que es un verdadero amor. Otra cosa es que seamos conscientes de eso, que estemos atentos para verlo, para sentirlo.

¿Qué más queremos?…

Gracias, Señor, por no cambiar tu amor, por decir de diferentes modos que nos quieres y hacerlo cada día, aunque no siempre seamos conscientes de eso.

Señor… yo también te quiero.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s