Reflexiones

Feliz día de la Exaltación de la Cruz

Igual hay gente puede que le llame la atención que celebremos este día con fuerza, exaltando la Cruz. ¿Cómo podemos exaltar el “objeto” con el que humillaron y mataron a Jesús?

Su “culpa”, la causa que ocasionó esta muerte humillante y violenta, fue el amor hasta el
extremo. Y eso nos lo representa la Cruz: el amor sin límite del Padre, que se ve en la vida y entrega el Hijo, impulsado por el Espíritu Santo.

Jesús en su humanidad, vivió momentos indecisos en medio del peligro, como nos lo refleja la oración en Getsemaní (Mc 14, 32-42). Pero fue más fuerte su amor, tuvo un amor sin límite y se arriesgó hasta el extremo.

La Cruz es el reflejo del amor incondicional.

Estos días me venían a la mente personas que han reflejado ese amor.

Hay gente que ha muerto por ese motivo, como Sor María Laura, que le movió más el acoger a la joven, que el riesgo que pudiese conllevar salir a esa hora.

También recuerdo a Pedro Casaldáliga, recientemente fallecido por enfermedad y edad, pero que varias veces se tuvo que proteger por las amenazas recibidas. El motivo era que él fue un gran defensor de las etnias indígenas de la Amazonía.

La cruz – como he escrito al principio – también es el reflejo del sufrimiento. Sor María Laura, Pedro Casaldáliga y otros muchos conocidos y anónimos ayudan a los crucificados de hoy, ayudan a bajar de la cruz, a salir de esas situaciones, con un amor sin límite, como verdaderos seguidores de Jesús.

La vida entregada no siempre tiene por qué ser un riesgo grave. Lo que sí que ocurre es que muchas veces, – por no decir todas – tienes que ir en “contracorriente”, en contra del ambiente consumista e individualista que se percibe.

Mi deseo – en medio de lo insignificante que muchas veces me siento -, es aliviar
las miserias y sufrimientos a los pobres, es enseñarles el designio de amor de Dios sobre cada persona.

Que la acción del Espíritu en nosotros, nos ayude a reflejar un amor sin límites, en la sencillez de nuestras vidas.

Reflexiones

Por tu palabra, echaré las redes

¿Qué tiene tu Palabra? ¿Qué tiene que me mueve, hasta algunas veces, cuando mi lógica no lo entiende?

Por tu Palabra, remaré más adentro, más profundo, como tú lo haces al entrar y profundizar en mi vida.

Echaré las redes, a pesar de no creer que vaya a conseguir peces, frutos… resultado “visible” del esfuerzo realizado. Sé que tu presencia “invisible” pero palpable, siempre va a estar.

Sé que responderte no va a ser en vano. “Por tu palabra, echaré las redes” (Lc 5, 5).

Mensajes del Papa

Respeto de los recursos del planeta – El Video del Papa

“Tenemos que convencernos de que desacelerar un determinado ritmo de producción y de consumo puede dar lugar a otro modo de progreso y desarrollo” . El Papa Francisco nos transmite lo imposible que es mantener el actual nivel de consumo de los países más desarrollados a costa de explotar los recursos naturales del resto del planeta. Tenemos que abandonar el hábito del descarte y acabar con los desequilibrios comerciales que tantas malas consecuencias tienen en la ecología.

“Estamos exprimiendo los bienes del planeta. Exprimiéndolos, como si fuera una naranja.

Países y empresas del Norte, se han enriquecido explotando dones naturales del Sur, generando una “deuda ecológica”. ¿Quién va a pagar esa deuda?.

Además, la “deuda ecológica” se agranda cuando multinacionales hacen fuera de sus países lo que no se les permite hacer en los suyos. Es indignante.

Hoy, no mañana, hoy, tenemos que cuidar la creación con responsabilidad.

Recemos para que los bienes del planeta no sean saqueados, sino que se compartan de manera justa y respetuosa.
No al saqueo, sí al compartir”.

Mensajes del Papa

El mundo del mar – El vídeo del Papa

Nuestra sociedad depende, probablemente más de lo que muchos de nosotros imaginamos, del duro trabajo de la gente del mar y de sus familias que tienen que enfrentarse no solo a los peligros de la naturaleza -tormentas, huracanes,…- sino también a las amenazas, como la piratería. El Papa Francisco resume muy claramente la importancia de la labor de marineros y pescadores: “Sin la gente de mar, la economía se detendría”.

“La vida del marinero, del pescador y la de sus familias es muy dura.

A veces está marcada por el trabajo forzado o por ser abandonados en puertos lejanos.

Además la competencia de la pesca industrial y la contaminación, hacen su trabajo todavía más complicado.

Sin la gente de mar muchas partes del mundo sufrirían hambre.

Recemos por todas las personas que trabajan y viven del mar, entre ellos los marineros, los pescadores y sus familias”.