Reflexiones, Textos para orar

Eucaristía y servicio

Hoy, Jueves Santo, celebramos el día de la Cena del Señor, el día de la Eucaristía… como nos la recuerda San Pablo en la carta a los Corintios (1 Cor 11, 23-26). Y en cambio, el Evangelio no dice nada del Pan ni del Vino, aunque… es la otra cara de la misma moneda.

Jesús dice: «¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis “el Maestro” y “el Señor”, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros: os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis»(Jn 13, 12-15).

Quien comulga, se compromete a seguir a Jesús y Él, en este gesto de lavar los pies a sus discípulos, nos refleja su vida de servicio. La verdadera Eucaristía, el verdadero acto de participar de la comunión, se debe reflejar en el servicio mutuo, no sólo a los demás.

El servir a los demás y no dejar que me sirvan, no reconocer que también tengo necesidades, no vivir el verdadero amor que es mutuo, termina siendo un servicio desde el egoísmo, desde el sentirme más. En cambio, Jesús siendo el Maestro, sirvió desde la humildad y el verdadero amor, amor sin límites.

Señor, gracias por estar presente en nosotros con la Eucaristía y por recordarnos el compromiso que esto implica, por recordarnos el verdadero servicio mutuo, el servicio desde el amor, el servicio con humildad.